Artículo de Fermín J. Alonso publicado el martes 23 de octubre en el Diario de Navarra. 

La educación no puede convertirse en una herramienta -el programa Skolae es un ejemplo- con la que el gobierno de turno inocule su ideología a los más pequeños.